Inicio

  Quienes somos

  Revistas atrasadas

  Puntos de venta

  Librería Cerámica

  Índice de revista

  Tarifas de publicidad



Venta telefónica
91 884 30 73

 
 

powered by FreeFind

 



Técnicas de cerámica

ESMALTES SHINOS
 ( 16/03/2020 )


El esmalte shino es ahora muy popular, paradójicamente y dada su dificultad en conseguir resultados aceptables en cada cocción, durante el periodo Momoyama, en el entorno ceramista japonés de la época se desarrolló el ahora mítico esmalte shino, se asocia a esmaltes blancos, de cierto grosor, con texturas variables y una cierta forma de atrapar la reducción, destacan históricamente Toyozo Arakawa, Osamu Suzuki y en la actualidad Malcolm Davis.

Hay varias teorías sobre la etimología del termino shino, puede venir de la palabra japonesa “Shiro” que es blanco o del ceramista Shino Sochin (1444-1523), cuando hablamos del periodo Momoyama (1568-1600) y la cerámica de Mino, encontramos el libro “Shino and Oribe Ceramics” de Ryoichi Fujioka muy esclarecedor. Las cocciones de leña en hornos anagama eran importantes para las mejores texturas superficiales, los pioneros de los esmaltes shinos son Toyozo Arakawa (págs. 52 y 56, núm. 10) y (www.e-yakimono.net>html>arakawa-toyozo) Hajime Kato (www.hajimekato.com), fueron nombrados Tesoros Nacionales vivientes en Japón en 1955 y 1961 respectivamente, por su parte otro de los grandes maestros del shino es Osamu Suzuki que también fue nombrado Tesoro Nacional de Japón en 1994. En los esmaltes shinos de alta, el feldespato o la nefelina sienita suelen ser protagonistas, siguiendo la tradición de estos esmaltes de cerca de Seto, como esmaltes blancos viscosos sobre una superficie decorada superficialmente con óxido de hierro y teniendo en cuenta las texturas que da el impacto del fuego en las cocciones de leña en un horno anagama. Empezando por una receta tradicional: Feldespato, 62, Sílice, 28 y Creta, 10; otros hablan de tener más Feldespato, 85, Creta, 15, Sílice, 10. Otras recetas más complejas nos hablan de Nefelina sienita 48, Caolín, 20, Espodumeno, 15, Carbonato sódico 12 y Barro rojo, 5. Igual que se habla del rakú japonés y el rakú americano de Paul Soldner, gracias a Malcolm Davies (pág. 74, núm. 99) se ha desarrollado el shino americano que por otro lado es el título del libro de Lester Richter, la idea de Davies, ciertamente revolucionaria es atrapar el carbono y crear texturas superficiales de gran impacto, son evidentes sobre esmaltes claros con lo que marca el fuego y los gases del carbono más o menos atrapado en una fuerte atmosfera reductora al principio de la cocción. En el artículo mencionado anteriormente encontramos una de sus recetas de alta: Nefelina sienita 40,9, Caolín EPK, 18,20, Carbonato sódico (ceniza) 17,3, Bentonita (ball clay-9), 13,8 y Feldespato sódico (kona f-4) 9,8. Véase también el articulo de “Carbon trapping” de Ryan Coppage (www.ryancoppage.com) y los números 140, pág. 85 y núm. 123, pág. 86 con Jim Robinson donde aparecen varias recetas de esmaltes shino. Otros ceramistas destacados en los shinos son Virgina Wirt, Akira Satake (https://akirasatake.com), Hiroshi Ogawa, Jusetsu Miwa (pág. 83, núm. 140), Peter Biddulph (www.bidduph.org), Elin Hughes (www.elinhughes.co.uk), Judith Duff (www.judithduff.com) Brad Schwieger, Mark Rhodes, Joel C. Mancina, Warren MacKenzie, Dick Lehman (www.dicklehman.com), Diane Kenney, Christopher Gustin, Josh DeWeese, y más en nuestro entorno Encarna Soler (www.encarnasoler.blogspot.com)y Alberto Rubio.

Antonio Vivas

Fotos, de arriba hacia abajo:

Osamu Suzuki (Japón)

Malcolm Davis (Estados Unidos). Esmalte shino con carbón atrapado.

Toyozo Arakawa (Japón, 1894-1985)

 

C/ Guadiana, 38 - 28864 AJALVIR (Madrid) - España | Tels. (34) 918843073 - 650472007 | revistaceramica@revistaceramica.com