Inicio

  Quienes somos

  Revistas atrasadas

  Puntos de venta

  Librería Cerámica

  Índice de revista

  Tarifas de publicidad



Venta telefónica
91 884 30 73

 
 

powered by FreeFind

 



Técnicas de cerámica

DE LA TERRA SIGILLATA AL BRUÑIDO
 ( 05/11/2018 )


Los más próximos a lo que se entiende en la cerámica como Terra Sigillata pueden ser Pierre Bayle (pág. 23, núm. 73), Duncan Ross (pág. 91, núm. 59), Jean Paul Azais (pág. 23, núm. 73) y más en nuestro entorno y con múltiples variables tenemos a Joaquin Vidal (pág. 25, núm. 118), Miguel Molet (pág. 19, núm. 115), Ramón Fort (pág. 12, núm. 100), Carlets Torrent (pág. 68, núm. 139), Avelino Carrasco y Roque Martínez (pág. 78, núm. 113), entre otros. Dentro de este movimiento hay aportaciones singulares y de culturas diversas, empezando por Maria Martínez y Juan Quezada con Mata Ortiz a la cabeza (pág. 25, núm. 110) otros han emprendido caminos propios como Tjok Dessauvaje (pág. 1, núm. 97), Pattie Wouters (pág. 8, núm. 57), Richard Hirsch (págs. 1 y 90, núm. 64), mientras Pippin Drysdale usa unas pastas más afines a su paisajística (pág. 8, núm. 114), Jutta Winkler más próxima a las cocciones de pit firing (pág. 27, núm. 117), Benet Bean (pág. 56, núm. 32) y Roland Summer, Sigillata y rakú (pág. 77, núm. 88) entre otros muchos. La Terra Sigillata es ahora muy popular, dada su mágica presencia, sobre todo cuando se combina con marcas de fuego, lo que no es tan popular es hacer Terra Sigillata romana con un molde bizcochado, una técnica que podría ponerse al día. En la antigua Grecia ya se dominaba la técnica de los barros más finos, con los colores negro y rojo como principales protagonistas, este barro coloidal se preparaba con las pastas de partículas más finas, el grosor y la alternancia de reducción y oxidación daban negro y rojo con el mismo barro, eran cerámicas de monococción, se especula con que los griegos usaban agua como elemento reductor como hacían los chinos. Cuando se ve un trozo de Terra Sigillata romana, es evidente que la pasta y la Sigillata no son igual, curiosamente las famosas teteras chinas Yishing usaban esta técnica pero componían toda la pasta. La Terra Sigillata es un engobe, una barbotina o una pasta muy fina en suspensión, donde se ha usado el proceso de defloculación. Esta técnica paso de los griegos a los romanos donde el lento proceso de sedimentación era suficiente. Ahora tendemos a acelerar el proceso, la cantidad de agua es importante y se puede mejorar la Terra Sigillata con varias pasadas en un molino de bolas. Las barbotinas finas como la bentonita, el almazarrón, las tierras naturales de yacimientos, además se pueden usar algunas tierras que se usan o usaban para la técnica de la pintura al oleo: Tierra blanca, tierra negra, siena natural o tostada, tierra roja u ocre claro, entre otras tierras. Una Terra Sigillata muy usada internacionalmente es: 3.500 centilitros de agua; 1.500 gramos de bentonita u otra tierra; 7,5 gramos de hexametafostato sódico, en el mundo anglosajón se usan el “calgon”, “darvan”, “darvon 7”, “dolapix pc 67” o “darvon 811” aunque ahora parecen tener menos fosfato y puede que haya que usar más cantidad. También se puede usar el tripolifosfato de sódio, carbonato sódico y silicato sódico. En un día la Terra Sigillata estará más o menos lista para usar, el bruñido es fundamental ya que las Terras Sigillatas no se llevan bien con los esmaltes. Las cocciones en reducción, con leña, en cacetas, en pit firing (pág. 80, núm. 112) o (pág. 27, núm. 117) o cualquier sistema que de marcas de fuego, la aplicación de óxidos y sus múltiples variables aumenta las posibilidades, ya sean óxidos, carbonatos, sulfatos, nitratos o cosas más complicadas como el permanganato de potasio, sulfato de hierro o bicromato potásico, entre otras posibilidades de las Terras Sigillatas.

Antonio Vivas

Fotos, de arriba hacia abajo:

Duncan Ross. Cuenco de terra sigillata. Alto 13,5 cm.

Terra sigillata procedente de Córdoba (200 d. C.)

Pierre Bayle. Terra sigillata bruñida.

 

C/ Guadiana, 38 - 28864 AJALVIR (Madrid) - España | Tels. (34) 918843073 - 650472007 | revistaceramica@revistaceramica.com