Inicio

  Quienes somos

  Revistas atrasadas

  Puntos de venta

  Librería Cerámica

  Índice de revista

  Tarifas de publicidad



Venta telefónica
91 884 30 73

 
 

powered by FreeFind

 



Técnicas de cerámica

FRANS GREGOOR Y EL TORNO AL REVES
 ( 07/05/2018 )


La porcelana más exquisita y la endiablada técnica de tornear al revés son solo algunas de la facetas virtuosas de este gran ceramista belga, ya que cuece las piezas de porcelana en un horno de gas a 1.300-1.330 º C en una cocción rápida, casi toda su obra de porcelana es de torno.

Ver a Frans Gregoor (Bilzen, Bélgica, 1956) tornear al revés es espectacular, inclusive cuando se ve en su página web www.fransgregoor.weebly.com, unas imágenes que nos recuerdan a Sheldon Carey (1911-1999) que apareció en la 4º Edición del libro de Glenn C. Nelson “A potter’s handbook” de 1978, también podemos hablar de Steve Barney, entre otros que tornean al revés. Torneando al revés o si se quiere boca abajo, para no confundir, ya que los japoneses tornean en la dirección opuesta a la que torneamos en nuestro entorno occidental, representa ciertos retos, para cambiar el torno boca arriba y boca abajo, hay que modificar los equipos, permite que la gravedad juegue a tu favor, el estirado es fácil y fluido, los discos deben prepararse para darles la vuelta, una vuelta que debe ser rápida o la pieza se colapsara, algunos ceramistas usan quemadores dentro de las múltiples técnicas del torching, ya que la porcelana es complicada de tornear y en ocasiones requiere secarla o endurecerla. Si bien es cierto que la mayor parte de sus piezas cerámicas son torneadas, alguna las hace con moldes de colada, además ha desarrollado una técnica de porcelana muy innovadora que consiste en aplicar la porcelana mediante aerografía, lógicamente aquí se juega con la máxima traslucidez.
La porcelana que usa solo se esmalta en los interiores, básicamente con un esmalte tipo celadon.
Las asas de algunos cuencos son en realidad cabezas de animal o pies con zapatos, en otras obras de naturaleza mas envolvente se juega con la traslucidez y agrestes texturas.
Mención aparte merece la composición de cuencos elevados o cilindros ligeramente abiertos que recuerdan a Gwyn Hanssen Piggot o a Morandi, tantas veces citados, donde cada cilindro interactúa con el resto. Para trabajar con porcelana en grandes dimensiones se requiere una maestría como la que aporta Frans Gregoor.

Antonio Vivas

Fotos, de arriba hacia abajo

Grupo de piezas de torno

Frans Gregoor utilizando su torno invertido

Pieza escultórica

 

C/ Guadiana, 38 - 28864 AJALVIR (Madrid) - España | Tels. (34) 918843073 - 650472007 | revistaceramica@revistaceramica.com