Inicio

  Quienes somos

  Revistas atrasadas

  Puntos de venta

  Librería Cerámica

  Índice de revista

  Tarifas de publicidad



Venta telefónica
91 884 30 73

 
 

powered by FreeFind

 


Cerámica y ceramistas

JOSEP PLAXATS Y LA ETERNA ALFARERIA
 ( 09/07/2018 )


Cada vez quedan menos alfareros como Josep Plaxats, portador de una tradición milenaria que a sus más de ochenta años nos sirve de ejemplo de dedicación, para empezar, cuenta con un entorno alfarero impresionante, donde uno puede encontrar hornos que van de los 3 a los 8 metros cúbicos y sabe mantener el espíritu alfarero en Castellfollit (Barcelona) gracias a zócalos, “cairons”, tejas, “toxos” y baldosas.

Josep Plaxats prepara sus propios “feixos” de leña para cocer unos hornos que requieren mucha leña, se le ve pala en mano tratando de dominar el horno, recuerda a Pedro Mercedes (1921-2008) que en el artículo publicado en esta Revista en la pág. 43, núm. 142 quedaba claro que cocer un horno de esas dimensiones es una labor titánica, ya que podía durar varias noches y días, nos recordaba el ruido del barro cociéndose y añadía, hay que sentirlo, escucharlo, es cuando el barro llora por el alfarero, “la Tierra llora por ti”, naturalmente Pedro Mercedes o Josep Plaxats, son alfareros incansables, más allá de la jubilación, que no entienden. Si Dios fue el primer alfarero y el hombre su primer cacharro, inevitablemente nos recuerda los tiempos donde había calles o barrios llamados de las “Ollerias”, curiosamente un ollero es un alcaller, termino poco usado pero que la Real Academia mantiene vivo, otros son “jarreros”, hasta tal punto que en La Rioja, concretamente en Haro vemos como uno de los gentilicios del pueblo es “jarrero”. Durante siglos la actividad alfarera que ahora mantiene viva Josep Plaxats era habitual en todas partes, gracias a trashumantes del barro, algo nómadas o algo sedentarios, que podían hacer tejas o botijos, según fuera necesario, ya en tiempos del padre de Josep Plaxats venían alfareros que construían hornos en las masías, lo que recuerda lo que veíamos en ese viaje al pasado que representó la cocción de Les Gavarres (pág. 79, núm. 123) con la inspirada pasión por el fuego y los hornos de Joan Ferrer y Josep Mates.
Ver cocer hornos de esta entidad impresiona, fuego y humo por todas partes, lo que recuerda también a las cocciones de la cerámica negra (pág. 83, núm. 142), se disfruta viendo la intensidad del fuego, la caldera que pasa por varios colores, las llamas salen por la boca como si el horno fuera un dragón, no extraña que Josep Plaxats no quiera retirarse. Es este un oficio noble y bizarro, entre todos el primero en el trajín del barro, si no se entienden según qué términos alfareros consultar el breve diccionario etimólogico de cerámica publicado en la pág. 31 del núm. 9.

Antonio Vivas

Fotos, Josep Plaxats en diferentes momnentos de la cocción de su horno

 


Volver


C/ Guadiana, 38 - 28864 AJALVIR (Madrid) - España | Tels. (34) 918843073 - 650472007 | revistaceramica@revistaceramica.com