Inicio

  Quienes somos

  Revistas atrasadas

  Puntos de venta

  Librería Cerámica

  Índice de revista

  Tarifas de publicidad



Venta telefónica
91 884 30 73

 
 

powered by FreeFind

 


Cerámica y ceramistas

LA CERÁMICA DE PALOMA TORRES
 ( 09/04/2018 )


Dicen que la pintura es sueño, la escultura es verdad y la cerámica es fuego, ciertamente aquí encontramos el protagonismo de tierra, aire, agua y fuego y al ver la obra cerámica de Paloma Torres vemos también pasión, gracias a esculturas de un aura poderoso visualmente y de mayestática presencia en el espacio circundante.

Paloma Torres (Ciudad de México, 1960) nos trae la verdad del arte, esa verdad que está entre nosotros y que no viene de fuera, lo que es la cerámica autentica. Son sus esculturas cerámicas de proyección vertical las mas totémicas, sin duda, su presencia imponente nos recuerda esas esculturas de Henry Moore que permitía en las esculturas de mayor tamaño pasar por debajo de ellas o en las esculturas de Richard Serra andar por dentro de sus intimidantes espacios escultóricos, lógicamente el paralelismo aquí es solo de tamaño y no de lenguaje expresivo, la escultura de Paloma Torres está más próxima a la naturaleza, más cercana a esa “tierra” que es el alma de la cerámica.
En el número 146, página 22 vemos varias obras de la exposición “Tierras ambulantes” donde el poderío de Paloma Torres muestra toda su potencial, son obras envolventes, mientras que en esculturas cerámicas como “Mirando al cielo”, “Tótem con horizontes” (pág. 20, núm. 110) o “Tótem con paisaje” su elevación está claramente marcada por un virtuoso tallado, grabado e inclusive con cilindros que se separan de la superficie, disparando al alma del espectador.
Son las instalaciones las más proclives a crear un espacio arquitectónico, empezando por obras como la titulada “Muro con directrices” o “Edificio con ventanas”, además las más próximas a un conjunto de columnas como “Instalación Tlatlolco”; “Instalación de Columnas” o sencillamente “Columnas”. En ocasiones los elementos son variados y de claro contraste como en la obra “Arboles de agua” donde el agua y las columnas de “tierra” cocida o lo que es lo mismo, según los italianos “terra cotta” luchan por el espacio vital.
Sus instalaciones cerámicas también pueden reinar sobre el espacio con esferas marcando el tempo artístico, tal como vemos en la obra titulada “Instalación de esferas”, pero una artista mexicana como Paloma Torres no podía dejar de inspirarse en murales y composiciones como “Relieve Ciudad de México”, “Cuando la tierra se convierte en cielo”, inclusive los murales publicados en la pág. 62, núm. 103 con el título de “Paisaje de Jera” y “Relieve paisaje la Punta”, inclusive viene a la memoria otra obra titulada “Paisaje blanco”, será porque una escultura cerámica de Paloma Torres es un poema sin palabras. Es tierra como la cerámica, es el bosque que inspira al compositor, son muros que levantan los hombres para separarnos o construir un futuro mejor , son como las columnas del templo de la fe más pura, son murales que reflejan los anhelos, esperanzas que quieren ahuyentar los sufrimientos y la destrucción…en definitiva es cerámica.
La cerámica de Paloma Torres es sobre todo un estado del alma.

Antonio Vivas

Fotos, diferentes piezas de Paloma Torres

 


Volver


C/ Guadiana, 38 - 28864 AJALVIR (Madrid) - España | Tels. (34) 918843073 - 650472007 | revistaceramica@revistaceramica.com