Inicio

  Quienes somos

  Revistas atrasadas

  Puntos de venta

  Librería Cerámica

  Índice de revista

  Tarifas de publicidad



Venta telefónica
91 884 30 73

 
 

powered by FreeFind

 


Cerámica y ceramistas

PABLO RUEDA LARA
 ( 12/02/2018 )


Basta ver el museo dedicado a Pablo Rueda en Holanda (www.pabloruedalara.com) para darse cuenta de la talla de este ceramista español, muy conocido más allá de nuestras fronteras. Entre otras muchas cosas era un maestro del trompe l’oeil o si se quiere del trampantojo cerámico.

Una parte importante de su obra refleja los difíciles tiempos de su juventud, ya que este andaluz universal nació en Castillo de Lucobin (Jaén), gracias y especialmente a los cardenales, las monjas y los guardias civiles hiperrealistas. Pablo Rueda (1945-1993) llegó a Holanda, concretamente a Rotterdam en 1969 donde amplió sus estudios de arte, con especial atención al dibujo y la pintura, pero pronto su interés por la cerámica lo dominaba todo y así desarrolló varios cuerpos de obra cerámica durante años, lamentablemente murió muy joven, si no hubiera muerto a los 48 años su obra seria colosal, en importancia y en número.
La reciente exposición en Kunstaaz de Deventer (Holanda) nos ha permitido recordar una vez más a este gran hiperrealista de la cerámica. Dentro de su cuerpo de obra destaca su plasmación de lo mas español, protagonizado por monjas, cardenales, obispos y siguiendo con el tópico, miembros de la Guardia Civil, el detalle primoroso, la minuciosidad y el realismo exacerbado dan a estas figuras un aire surrealista, trasladándonos a las etapas más negras de esos tiempos afortunadamente pasados, donde la intolerancia se respiraba en el negro y asfixiante ambiente de la juventud de Pablo Rueda vivida en España. Los desnudos son una fuente de imaginería muy rica, son torsos provocadores o decadentes, según el caso. Los objetos más realistas son de una detalle que casi se duda si son de cerámica, hablamos de sus maletas o bolsos (pág. 92, núm.55), que igualan la calidad de la famosa maleta de Marilyn Levine (pág. 25, núm. 142), además de otras piezas imitando el cuero, aquí viene lo de trampantojo, son de gran minuciosidad y detalle como la obra “Leer Schoen” una autentica bota o eso parece, en la misma línea encontramos obras cerámicas como “Karton-wol” donde el cartón y la lana parecen reales. En ocasiones los cartones, tan reales, están ensamblados con telas, no menos reales. También las maderas son puro trompe l’oeil, en composición con imágenes, con un hacha o formando parte de un torso. La acción puede venir del trampantojo o el engaño de ver un tintero volcado con la tinta a punto de manchar un libro.
Pablo Rueda domina un lenguaje provocador o intencionadamente kitsch, que llega a lo sublime con sus monjas, obispos y cardenales, una imaginería religiosa que le ha hecho muy popular en Holanda, ya que en los Países Bajos han sufrido esa intolerancia en tiempos pasados. Una obra plena de ironía, pasión y que provoca una reflexión, más que necesaria. Esperemos que los museos españoles se animen a exponer su magnífica obra cerámica.
Para saber más sobre la cerámica de Pablo Rueda véase Revista Cerámica pág. 91, núm. 55; pág. 20, núm. 142 y pág. 4, núm. 145.

Antonio Vivas

Fotos, de arriba hacia abajo:

"Monja" ("Non"). Técnica cerámica.

"Bota" ("Leer-schoen"). Técnica cerámica.

"Cartón y lana" ("Karton-wool"). Técnica cerámica.

 


Volver


C/ Guadiana, 38 - 28864 AJALVIR (Madrid) - España | Tels. (34) 918843073 - 650472007 | revistaceramica@revistaceramica.com