Inicio

  Quienes somos

  Revistas atrasadas

  Puntos de venta

  Librería Cerámica

  Índice de revista

  Tarifas de publicidad



Venta telefónica
91 884 30 73

 
 

powered by FreeFind

 


Cerámica y ceramistas

Amado Lara (1961-2013)
 ( 10/06/2013 )


Antonio Vivas escribe el obituario del recientemente fallecido ceramista aragonés Amado Lara, que mantuvo una fructífera trayectoria dentro del mundo de la cerámica.

El gran ceramista aragonés Amado Lara (Zaragoza, 1961) ha fallecido el 5 de junio de 2013 a los 51 años victima de un trágico accidente. Siempre ha participado en los movimientos y colectivos de cerámica de Zaragoza, Muel y Aragón en general, en los años ochenta su obra juega con el contrapunto de líneas, planos y formas definidas en contraste con zonas más agrestes o lo que es lo mismo la intervención del hombre y la fuerza de la naturaleza que al final siempre tiene la última palabra, como muy bien reflejan las cerámicas de Amado Lara de esta etapa repleta de ilusiones colectivas de una cerámica en auge, gracias a “Cerámica y Ceramistas”, “7 Ceramistas Aragoneses”, “Colectivo de la Plaza de San Felipe”, “Cerámica Aragonesa para el siglo XXI” y “Cerco” entre otras actividades cerámicas que han situado a la cerámica aragonesa entre las más activas del país.

Viene a la memoria una de sus etapas más virtuosas, hablamos del cuerpo de obra cerámica realizada entre los años 2002 y 2005 que contaba entre otras con paisajes, murales, cubos vacíos, cubos puerta, contenedores, cajas del vacío, cajas y columnas, entre otras. Son algunas de estas mágicas cajas lo que nos llevan a los más recónditos misterios, pueden ser una huida a la inmensidad del espacio o un vértigo de sueños imposibles. Las composiciones tiene un trasfondo geométrico, más bien como hilo conductor de mundos imposibles de la mano de la viveza del color, los efectos visuales en forma de trampantojos de diabólica complejidad y por encima de todo la armonía compositiva como inspiración troncal.

Es cierto que Victor Vasarely nos dio rareza y originalidad en su pintura, gracias a un movimiento de ilusiones visuales de naturaleza de trompe l’oeil, también Bridjet Riley nos engañaba con sus composiciones pictóricas de abstracción espacial, pero Amado Lara nos sumergía en un mundo mágico de naturaleza tridimensional donde el infinito se veía en el interior de una obra como la titulada “Pozo”.

Son las cajas de Amado Lara su obra cerámica más singular donde la composición nos introduce en su mundo mágico, sus cajas de los sueños, la geometría onírica o matemática en su rica expresión artística.

Desde luego su aportación a la cerámica aragonesa y española ha sido colosal, se le reconocerá su auténtico valor con el paso del tiempo, mientras tanto todos le echaremos mucho de menos.

Antonio Vivas

 


Volver


C/ Guadiana, 38 - 28864 AJALVIR (Madrid) - España | Tels. (34) 918843073 - 650472007 | revistaceramica@revistaceramica.com